¿QUÉ NECESITAS, UN PROTECTOR DE COLCHÓN O UN CUBRECOLCHÓN?

Todas las personas necesitamos descansar y conseguir que nuestro descanso sea reparador y confortable para así poder empezar el día rebosantes de energía. No hace falta que os digamos que para conseguirlo, uno de los elementos fundamentales es contar con un buen colchón. Pero.. ¿Y si decidimos tener, aparte de un descanso reparador, un descanso higiénico y saludable? Si hemos tomado esa sabia decisión deberemos recurrir a los protectores de colchón o a los cubrecolchones. Ambas opciones nos librarán de ácaros, manchas… y nos garantizarán un descanso sano.

Una vez has decidido optar por un descanso higiénico y saludable, seguro que te preguntarás ¿necesito un protector de colchón o un cubrecolchón?

La respuesta a esta pregunta depende de las necesidades que tengas y de si tu colchón es nuevo o está ya desgastado. Si quieres mantener como nuevo tu colchón y necesitas protegerlo de ácaros y de líquidos, tu decisión deberá ser un PROTECTOR DE COLCHÓN. Si aparte de todos estos puntos tu colchón no es nuevo y necesitas aportar confort a tu descanso, la decisión es el CUBRECOLCHÓN.

PROTECTOR DE COLCHÓN

En el caso de necesitar un protector de colchón deberás saber que es un elemento de protección que cubre el colchón por la parte superior y por sus laterales. Su colocación es muy sencilla pues se ajusta como una sábana bajera, por lo que te resultará cómodo y sencillo colocarlo. Los protectores de colchón son impermeables, totalmente transpirables y son una eficaz barrera anti-ácaros. Debes saber que cuando utilizas un protector de colchón, mantienes la higiene del colchón y garantizas un descanso higiénico. Gracias al protector de colchón, tu colchón estará libre de ácaros y protegido de manchas y humedades.

Dentro de la amplia gama de protectores que te ofrecemos, podrás elegir entre distintos tratamientos y cualidades: transpirables, impermeables, reversibles, fabricados con rizo natural 100% algodón… Elige el que más se adecúe a tus necesidades. De todas formas, si tienes alguna duda, puedes consultarnos en la web y te aconsejaremos sobre la mejor opción.

CUBRECOLCHÓN ACOLCHADO

Si tu caso es que el colchón ya no es tan cómodo como antes o que el paso del tiempo lo ha estropeado un poco, y todavía no es el momento de cambiarlo, necesitas poner un cubrecolchón acolchado.

Los cubrecolchones acolchados son un elemento de protección del colchón, pero con una característica muy concreta que los diferencia de los protectores: los cubrecolchones acolchados mejoran la comodidad del colchón. Para aportar comodidad, cuentan con un relleno interior que proporciona al usuario un confort extra. Y al igual que los protectores cuentan con los tratamientos idóneos para ofrecerte un descanso saludable e higiénico.

Los cubrecolchones están fabricados con un excelente acolchado y con una amplia variedad de tejidos y de rellenos que te proporcionarán un total bienestar y descanso. Podrás elegir entre los cubrecolchones impermeables, que no sólo protegen nuestro colchón frente a los líquidos, sino que al mismo tiempo son transpirables y permiten respirar a nuestra piel evitando así el calor; cubrecolchones reversibles, cubrecolchones sin lámina impermeable, cubrecolchones con relleno de algodón ecológico, con aloe vera…

Como ves, elijas la opción que elijas, a partir de ahora tu colchón y tú estaréis protegidos y gozaréis de un descanso saludable e higiénico.

¡A dormir!


Entradas relacionadas